Emociones

Emociones

Antes hemos hablado de nuestras emociones y de cómo nos afectan en nuestras decisiones. Hoy veremos como las emociones afectan nuestros negocio y de que manera podemos trabajar con las emociones de 3 grupos para tener crecimiento en los negocios.
Primero debes entender que si no sabes manejar tus emociones, tus emociones te dominarán a ti y a tus sueños, no podrás ser consistente porqué tus emociones estarán en un sube y baja todo el tiempo. Para ello, debemos educarnos en inteligencia emocional, aprender a reconocer las emociones, aceptarlas, sentirlas y soltarlas. Esto nos lleva al primer grupo: Tú.
-Emociones propias: para tener éxito en los negocios, debemos estar bien en nuestra mente y espíritu. Una persona que no es consistente, organizada y consciente de sí misma, raramente podrá tener un buen desempeño. Cuando no estás centrado, las emociones te hacen dejar a un lado tu emprendimiento, lo haces dos días y tres no, amas el negocio algunos días y otros piensas que es un fracaso. La gente que te está mirando, amigos, familia, empleados o colegas, perderán la credibilidad en ti y en el negocio, pues no se sentirán estables. Gestionar tus emociones de una manera correcta, te mantendrá enfocada y siendo constante.
-Emociones de tus empleados, colegas o familia: cuando trabajamos con alguien más, sea una empresa o desde casa (aplica a cambios que estés haciendo en rutinas o estilo de vida), debemos ser conscientes de las necesidades y emociones de estos. Si no tenemos inteligencia emocional en nosotros, no gestionamos bien las emociones, afectamos a los que nos rodean y al ambiente laboral. Debemos tener las herramientas para ayudar, educar y motivar a este grupo a cuidar sus emociones. Un ambiente laboral o de hogar, en el que todos puedas expresarse, entenderse y darse espacio, asegura un mejor desempeño.
-Emociones de los clientes: es claro que cuando tienes un negocio, estás cubriendo las necesidades de los clientes y esto es trabajar con emociones. El saber llegar a ellos, con las palabras correctas, el mensaje que necesitan, te asegura ventas. Pero queremos ir más allá, queremos hacerlos sentir bien y en el proceso impactar sus vidas con alguna palabra o motivación. Esto tocará sus emociones de una manera positiva y eventualmente se convertirán en clientes o ventas.
Ahora que sabes un poco más sobre como las emociones bien gestionadas, benefician o afectan tus negocios o cambios en el hogar, te recomiendo buscar información sobre inteligencia emocional y auto conciencia. Mira varias perspectivas sobre los temas y aplica la que más te guste.
Emociones controlada = Éxito.
Besos,
Nana.
Back to blog

Leave a comment